Vettel y Hamilton trasladan su emocionante pulso a Azerbaiyán

BEKU, Azerbaiyán. El pulso que están protagonizando Lewis Hamilton (Mercedes) y Sebastian Vettel (Ferrari) desde el inicio de la temporada vivirá un nuevo episodio este fin de semana en el Gran Premio de Azerbaiyán.

En lo que va de temporada, ninguno de los dos ha logrado encadenar dos victorias seguidas. Hamilton espera ser el primero, en una carrera en Bakú en la que tiene además una revancha por cobrarse.

El tres veces campeón del mundo (2008, 2014 y 2015) fue el gran beneficiado del fin de semana en Canadá hace dos semanas: logró la 65ª ‘pole position’ de su carrera, alcanzando al ídolo de su infancia Ayrton Senna, y sumó su 56ª victoria en un Gran Premio.

Resultado del éxito: una diferencia con Vettel reducida a la mitad (12 puntos por los 25 a los que estaba antes de la cita en Montreal). El alemán solo pudo ser cuarto, lo que ha fragilizado su liderato en el Mundial y la batalla ha quedado más abierta.

Ese buen papel de Hamilton en Canadá alivió al director ejecutivo de Mercedes, Toto Wolff, decepcionado por la actuación de los suyos en Mónaco.

Vettel y Hamilton trasladan su emocionante pulso a Azerbaiyán

BEKU, Azerbaiyán. El pulso que están protagonizando Lewis Hamilton (Mercedes) y Sebastian Vettel (Ferrari) desde el inicio de la temporada vivirá un nuevo episodio este fin de semana en el Gran Premio de Azerbaiyán.

En lo que va de temporada, ninguno de los dos ha logrado encadenar dos victorias seguidas. Hamilton espera ser el primero, en una carrera en Bakú en la que tiene además una revancha por cobrarse.

El tres veces campeón del mundo (2008, 2014 y 2015) fue el gran beneficiado del fin de semana en Canadá hace dos semanas: logró la 65ª ‘pole position’ de su carrera, alcanzando al ídolo de su infancia Ayrton Senna, y sumó su 56ª victoria en un Gran Premio.

Resultado del éxito: una diferencia con Vettel reducida a la mitad (12 puntos por los 25 a los que estaba antes de la cita en Montreal). El alemán solo pudo ser cuarto, lo que ha fragilizado su liderato en el Mundial y la batalla ha quedado más abierta.

Ese buen papel de Hamilton en Canadá alivió al director ejecutivo de Mercedes, Toto Wolff, decepcionado por la actuación de los suyos en Mónaco.