Socióloga: puertorriqueños pelean por ser cada minuto del cada día

SANTO DOMINGO. Ramona Hernández es una dominicana que emigró a Estados Unidos cuando tenía 19 años para reunirse con sus padres y quien ha escalado hasta obtener un doctorado en Sociología y llevar más de una década al frente del único centro de investigación sobre la realidad de los criollos fuera de su país.

En una extensa entrevista publicada por el portal El Nuevo Día, de Puerto Rico y firmado por el periodista José Delgado, se detalla cómo nace el Instituto de Estudios Dominicanos, que tiene oficinas en el City College de Nueva York, parte del sistema universitario público más grande de Estados Unidos.

Hernández llegó a la llamada Gran Manzana inmediatamente terminó la secundaria. Sus padres habían vivido en Puerto Rico y viajaron a Estados Unidos en la década del 60.

En el Bronx, en donde se desarrolló, en “un área de muchos puertorriqueños y muchos negros”, Hernández explica fue llevada “de la mano por puertorriqueños”

“Hice mi licenciatura en CUNY (Universidad de la Ciudad de Nueva York). Pero, debido a un profesor puertorriqueño que estaba haciendo su doctorado en New York University (NYU), terminé en NYU con una maestría en historia y pasé a hacer el doctorado”, indica a El Nuevo Día.

La profesional dominicana dice que los puertorriqueños llegan a Estados Unidos con ciudadanía estadounidense, pero los índices socioeconómicos de los boricuas son muy similares a los de los dominicanos y explica el porqué.

“No hay nada malo con los puertorriqueños. Lo que está mal con el pueblo puertorriqueño es que está enfrascado en una lucha por más de 100 años con el país más poderoso del mundo. Y la lucha que ha vivido en carne propia es de querer ser. Eso no tiene nombre. Los dominicanos han sido invadidos par de veces (…) Hemos vivido el imperio así (se da en la mano), pero los puertorriqueños lo han vivido diariamente.

Han tenido que pelear por ser – continúa su explicación – cada minuto del cada día”.

Sostiene que los puertorriqueños que están bien en Puerto Rico por lo general no salen y que lo mismo pasa con los dominicanos.

Afirma que en Estados Unidos como los dominicanos, “el puertorriqueño que llega médico, abogado, ingeniero, lo que sea, tiene que súper probarse, dos veces, tres veces, cuatro veces”.