Sobrevivientes de Chapecoense visitan sitio de tragedia

MEDELLÍN, Colombia. El club Chapecoense tuvo un emotivo regreso el martes a la ciudad colombiana donde murió la mayoría de su plantel en un accidente aéreo a fines del año pasado.

Una delegación del club brasileño, incluyendo tres futbolistas que sobrevivieron al accidente, visitaron La Unión, la localidad vecina al cerro El Gordo, donde el avión que les transportaba se estrelló el 28 de noviembre. En el accidente murieron 71 de los 77 tripulantes de la aeronave, incluyendo 19 jugadores.

El cerro es conocido desde mediados de diciembre con el nombre del club, por decisión de las autoridades de La Unión, localidad ubicada a unos 57 kilómetros de Medellín.

La Unión, con una población de 20.000 habitantes, se paralizó el martes y aclamó a cuatro de los seis sobrevivientes.

Los jugadores Jackson Follmann, Alan Ruschel y Helio Neto y el narrador deportivo Rafael Henzel quienes sobrevivieron, fueron declarados hijos adoptivos de La Unión. El técnico aeronáutico Erwin Tumiri y la asistente de vuelo Ximena Suárez, ambos bolivianos, también salieron con vida.

Las fotografías de los jugadores que perecieron y flores adornaron el parque principal.

“Estamos contigo (el club)”, decía una de las pancartas con los escudos de Atlético Nacional y Chapecoense. La Unión se vistió de verde, el color de ambos clubes.

Alberto Pinto, padrastro del piloto de Lamia, Miguel Quiroga, llegó procedente de Bolivia y acompaño a la delegación.

“Vine a hacer parte de los eventos y prometí llevarle imágenes, fotos del lugar y objetos a mi esposa, es lo único que nos queda”, declaró Pinto en la edición digital del diario El Colombiano de Medellín.

La fundación Corporación Binacional de Hermandad La Unión Chapecó entregó al club más de 150 objetos rescatados entre los restos del avión para hacerlos llegar a los familiares de las víctimas.