Sagan expulsado del Tour y Demare devuelve la ilusión al esprint francés

VITTEL. La cuarta etapa del Tour de Francia, este martes con final en Vittel, vivió un final accidentado en el que se produjeron dos caídas en el último kilómetro, con expulsión del eslovaco Peter Sagan por un codazo y victoria al esprint del francés Arnaud Demare.

Sagan (Bora), actual campeón del mundo, fue expulsado tras provocar la caída del británico Mark Cavendish (Dimension Data).

“El jurado decidió descalificar a Peter Sagan del Tour de Francia de 2017. Ha puesto seriamente en peligro a varios corredores en el esprint en Vittel”, declaró el presidente del jurado de comisarios, el belga Philippe Marien.

Las dos anteriores descalificaciones por comportamiento antideportivo en el Tour llegaron en 1997 (Tom Steels) y en 2010 (Mark Renshaw).

“Un tipo llega con su camiseta de campeón del mundo (Sagan) y cree que puede permitirse todo”, criticó el esprinter alemán André Greipel.

Tras su caída, Cavendish pidió una explicación a Sagan por su codazo.

“Estaba siguiendo a Demare y entonces Sagan se puso a mi altura. Me llevo bien con él. Si se cruza es una cosa, pero un codo…”, dijo el británico, reprochando la acción del eslovaco.

Cavendish seguía la rueda del francés Arnaud Demare, que acabaría ganando la etapa, cuando el campeón del mundo soltó su codo derecho, haciendo caer al británico contra la barrera, a cien metros para la meta.

Dos ciclistas que iban detrás no pudieron evitar a Cavendish y chocaron contra él.

Cavendish, de 31 años, que lleva 30 victorias de etapa en su historial del Tour, sufrió una lesión en su mano y hombro derechos, aunque el doctor del equipo Dimension Data descartó “dislocación o fractura”

Cavendish, sin embargo, no era muy optimista sobre su continuación.

Inamovible ‘maillot’ verde del Tour de Francia desde 2012, Peter Sagan había ganado el lunes la tercera etapa, su octavo triunfo en el Tour de Francia.

La caída protagonizada por Cavendish, tras el codazo de Sagan, a escasos 100 metros de la meta, fue la segunda de un final accidentado.

– Caída del líder Thomas –

Poco antes de llegar al último kilómetro, hubo otra caída, en la que la principal víctima fue el británico Geraint Thomas (Sky), líder de la carrera, que pudo levantarse y continuar, manteniendo el ‘maillot’ amarillo, al no contarse su desventaja tras producirse a menos de tres kilómetros de la meta.

“Todo está bien. En ambas caídas pude reducir la velocidad rápidamente (antes de caer). Estoy acostumbrado a las caídas. Estoy bien”, dijo Thomas.

En lo puramente deportivo, el francés Arnaud Demare (FDJ) ganó al esprint la etapa, entre Mondorf Les Bains y Vittel, de 206,5 km.

Démare logró su primer triunfo de etapa en la Grande Boucle, el primero de un francés en un esprint masivo en el Tour en once años.

Tras la descalificación de Sagan, la segunda plaza fue para el noruego Alexander Kristoff, mientras que la tercera quedó en poder del alemán André Greipel.

“Es algo extraordinario. He soñado con esto desde que soy profesional. Vine al Tour con un equipo muy fuerte. A falta de 600 metros tenía dudas, pero estaba bien posicionado y me respondían las piernas”, dijo el vencedor francés.

La carrera estuvo animada por la escapada en solitario desde el primer kilómetro del belga Guillaume Van Keirsbulck, que llegó a tener más de trece minutos de ventaja y que fue atrapado, cuando quedaban unos 16 km.

Van Keirsbulck, un modesto corredor belga del equipo Wanty, quería emular a su abuelo, Benoni Beheyt, que ganó una etapa del Tour de Francia en 1964.

Pero Van Keirsbulck, que se escapó en solitario desde el inicio de la etapa, no pudo seguir la senda de su abuelo, campeón del mundo en carretera en 1963.

Tras las cuatro primeras etapas, con un una contrarreloj y tres esprints, el jueves llega la primera de las tres etapas del Tour con llegada en altitud, entre Vittel y La Planche des Belles Filles (160,5 km).

Con casi seis kilómetros de ascensión y una pendiente media del 8,5%, los favoritos empezarán a mostrar sus garras.

Con los seis segundos de bonificación, Sagan se habría puesto segundo en la general, por lo que el británico Chris Froome sigue segundo a doce segundos.

“Si Chris se hace con el maillot el miércoles estará bien. Si lo mantengo, mejor, pero nuestro objetivo es no perder tiempo”, dijo Thomas.