Rossi y Lorenzo luchan por el honor en Australia

PHILLIP ISLAND, Australia. Con el título logrado por Marc Márquez (Honda) el domingo en Japón, la atención se centrará este fin de semana en Australia con la lucha entre Valentino Rossi y Jorge Lorenzo por el segundo puesto en el Mundial.

“Phillip Island tendrá un ambiente un poco extraño este fin de semana ya que el Mundial está decidido, pero querría hacer una buena carrera y ganar”, previno Lorenzo. “Será por otra parte mi objetivo en las tres carreras que vienen: terminar como subcampeón”, señaló el campeón de 2015.

El año pasado, los dos pilotos Yamaha ya pelearon en este circuito “marítimo”, situado al sur de Melbourne, pero el objetivo era entonces otro distinto, porque se trataba de luchar por el título.

Cuatro pilotos habían luchado en una carrera memorable al término de la cual los protagonistas (Márquez, Lorenzo, Iannone y Rossi) terminaron en ese orden separados por un segundo.

Márquez sigue con hambre

Márquez, que había entonces ganado por primera vez esta carrera en la categoría reina podría festejar su título ganado en Motegi.

“Vamos a intentar ganar otras carreras, sobre todo en este circuito que me gusta mucho, ya que hay que pensar en el Mundial de constructores y equipos”, señaló Márquez.

Si aritméticamente, la posibilidad de ser campeón en Japón existía para el catalán, era mínima y se pudo concretar gracias a la doble caída de los pilotos Yamaha.

Un incidente de carrera que nunca se había producido para Rossi y Lorenzo al mismo tiempo, desde su primera temporada común en 2008.

Por una cuestión de prestigio, los dos pilotos van intentar estar delante del otro para hacerse con el título simbólico de subcampeón del mundo.