Roger Federer gana la final en Australia, su 20mo Gran Slam

MELBOURNE, Australia. De nuevo en el torneo donde reavivó su carrera el año pasado al terminar con una sequía de títulos, Roger Federer lloró mientras levantaba y besaba el trofeo del Abierto de Australia, celebrando su 20mo título de un Gran Slam.

Federer comenzó la final con una intensidad que abrumó a Marin Cilic, sexto cabeza de serie, y después mantuvo la calma en una tensa y disputada final para ganar 6-2, 6-7 (5), 6-3, 3-6, 6-1.

Tras cuatro años sin ganar un major, el suizo lleva ahora tres de los últimos cinco.

“Estoy muy contento. Es increíble”, dijo Federer respirando hondo para contener las lágrimas. “Por supuesto, ganar es un absoluto sueño hecho realidad… el cuento de hadas continúa para nosotros, para mí, luego del gran año que tuve el año pasado, es increíble”.