Pastelitos para detenidos y defensa por el “sacerdocio” en la política

Por Enrique Pimentel Abreu

SANTO DOMINGO. Continuaron hoy domingo las visitas de amigos y compañeros de partidos a los diez de los 14 imputados que se encuentran detenidos en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, acusados de recibir sobornos de la empresa constructora Odebrecht, a los cuales se les llevó incluso algunas “picaderas”, entre ellas pastelitos.

El secretario general del Partido Revolucionario Moderno (PRM) Jesús Vásquez (Chú), en una visita realizada al presidente de esa organización, Andrés Bautista, y otros compañeros de partido, manifestó que estos están decididos a demostrar su inocencia con documentos contundentes.

“No existe ninguna base que pueda sustentar una acusación en su contra, por lo que se trata de una serie de especulaciones y calumnias”, aseguró.

Al ser cuestionado sobre la corrupción administrativa, consideró que en los partidos políticos se deben producir cambios comenzando por una ley electoral que establezca sanciones a los que comenten delitos.

Mientras el presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Federico Antún Batlle (Quique), quien también acudió a visitar al presidente del PRM, al empresario Ángel Rondón y a Cesar Sánchez, quienes, según dijo, son amigos suyos y compañeros universitarios.

Antún Batlle dijo que en los últimos 20 años la política dominicana se ha corrompido, tras afirmar que esta debe ser un “sacerdocio” y no un negocio a partir de una ley que permita establecerla.

En tanto, el alcalde de Santo Domingo Oeste, Francisco Peña, en la visita efectuada a sus compañeros de partido, los calificó como personas trabajadoras y honorables que luchan por el porvenir del país.

Asimismo, abogó por el fortalecimiento del sistema político porque este es fundamental para el desarrollo de la democracia, y así poder convivir en un régimen de derecho y libertad.

Los pastelitos

La dirigente del PRM, Geanilda Vásquez, se presentó con dos cajas de pastelitos como regalo para sus compañeros. Expresó que quienes son inocentes deben demostrarlo y los culpables pagar por sus delitos.

“Este es un momento importante para queen nuestro país se vea un cambio en la justicia y así demostrar que realmente puede haber una lucha seria contra la impunidad y la corrupción”, dijo.

El acceso a los medios de comunicación al Palacio de Justicia estuvo momentáneamente restringido, sin embargo se les permitió entrar hasta la 2:00 p.m.

A los detenidos se les acusa de recibir sobornos de la empresa constructora brasileña entre los años 2001-2014.

Será el próximo martes cuando el Ministerio Público dicte medida de coerción contra los acusados de recibir soborno de la empresa constructora Odebrecht.