Matos Berrido abre puertas a un posible fin de su era como zar de la Lidom

SANTO DOMINGO. La era de Leonardo Matos Berrido al frente de la Lidom parece tener fecha de caducidad; él aseguró ayer que se va y en una carta con nebulosas escrita el viernes pero enviada el lunes a los equipos hasta se “despide”, luego de resumir en poco más de dos páginas sus aciertos de casi tres décadas.

Pero entre quienes piden su salida no creen que todavía sea tiempo de descorchar champaña y siguen alerta, mientras que entre sus fieles prefieren no abordar el tema. De hecho, la misiva de 11 párrafos fue interpretada por algunos como “yo o el caos”.

Matos Berrido le dijo ayer al periódico El Nacional que se marcha porque se le ha irrespetado, porque ha perdido el apoyo casi absoluto que tuvo la mayor parte de sus 26 años al frente de la entidad y que dejará el cargo aunque sea elegido por unanimidad en la asamblea del 11 de julio.

Unas declaraciones que llegaron en un lunes muy activo. A las 9:00 AM la cuenta en Twitter ya lo presagiaba, sin que esa fuera la intención del mensaje. “Este será el mejor lunes de la semana”, publicaba en la red del pájaro azul celeste.

El domingo, el Licey había convocado a los equipos para la asamblea general ordinaria el 11 de julio a las 10:00 AM en Arturo Fuente Cigar Club con punto número uno elegir la junta directiva para el periodo 2017-2019. Un encuentro que con la asistencia de cuatro directivos tendría el peso suficiente para ser oficial.

Esa convocatoria enviada por el presidente azul Jaime Alsina dejaba sin efecto otra dirigida por la Lidom para el mismo día a las 12:00 AM en el parque Quisqueya.

Luego, a los faxes de los seis conjuntos llegó la carta escrita por Matos Berrido el pasado viernes 23 en la que enumera los puntos positivos y al final deja entrever que el ambiente para alcanzar los objetivos de mejorar el producto tiene que ser sin las fisuras que él enfrenta en la actualidad.

“Me despido con la satisfacción del deber cumplido. He hecho todo cuanto ha sido posible, dentro de mis limitadas capacidades y posibilidades. Pero es mucho lo que falta por hacer. Espero que quienes me sustituyan realicen lo que yo no he podido y puedan satisfacer las necesidades que irán cambiando y creciendo, puesto que es la ley de la vida”, escribió Matos.

El veterano dirigente reformista recordó que en dos ocasiones mostró su disponibilidad de dejar la liga, pero que los equipos le pidieron que siguiera e incluso lo reeligieron en ausencia.