Los Juegos Bolivarianos son la base de la pirámide olímpica

MADRID. Los juegos deportivos regionales, como los Bolivarianos que se disputan en Santa Marta o los Centroamericanos del próximo mes en Managua, “son la base de la pirámide olímpica, imprescindible para el desarrollo de los países que participan”, defendió el director general adjunto del COI, el español Pere Miró.

Son “un punto de motivación” para deportistas y organizadores y “el primer escalón de un sistema global” coronado por los Juegos Olímpicos, cuya filosofía de “sostenibilidad” deben compartir, añadió Miró.

Una buena integración en el calendario deportivo general, que no perjudique “el bienestar de los atletas”, y un justo equilibrio entre los deportes olímpicos y otras disciplinas son, dijo Miró a Efe, los retos que deben afrontar citas como los Juegos Bolivarianos.

“Siempre he dicho que los juegos regionales y continentales son muy importantes por lo que aportan de proximidad. En América hay muchos y los comités olímpicos les dan una lógica gran importancia.

Para empezar, porque la rivalidad entre comités es más próxima y eso es muy interesante”, comentó el dirigente español.