La llegada de Julio 2 abre los cofres para los prospectos

SANTO DOMINGO. Al concluir el último minuto de hoy para más de un centenar de familias dominicanas su escenario económico dará un giro apreciable en la misma dirección de a aguja del reloj que superará los 180 grados.

Mañana se abre el periodo de firmas de aficionados internacionales de las Grandes Ligas y con ella cientos de adolescentes criollos pactarán contratos desde cinco hasta siete dígitos en dólares.

Si bien este año, por primera vez en más de tres décadas, los quisqueyanos no encabezan el número de los primeros 50 en el tamaño de la firma, sí tendrán el jugador más caro y mantienen un peso apreciable.

De acuerdo con el reporte de los 50 mejores prospectos de Baseball America, los venezolanos tienen el talento por el que más dinero se pagará con 24 jugadores en la lista. Los duartianos anclan en el segundo lugar con 17, en un grupo que también incluye a tres de Bahamas, dos de Brasil, dos de México y uno de Panamá.

Una distribución que agrada a la Major League Baseball en su proyecto de expandir la disciplina en el continente más allá de las aguas bañadas por el Caribe.

Wander Samuel Franco, torpedero banilejo de swing dulce, proyecta recibir la mayor cantidad de dinero entre los jugadores que cumplirán 16 años entre el dos de julio de 2000 hasta el primero de septiembre de 2001. Los Rays de Tampa Bay le darían un bono de alrededor de US$4 millones al jugador entrenado por Ruddy Santin.

Los bolivarianos Daniel Flores (2), Everson Pereira (4), Danny Díaz (7), Carlos Rodríguez (8) y Raimfier Salinas (10) integran el pódium que también incluye al bahamense Kristian Robinson (9). El criollo Ronny Mauricio, otro torpedero preparado por Carlos Guzmán, es colocado en el tercer puesto por BA. Recibiría un bono de US$2 millones de los Mets.

George Valera, un jardinero zurdo de poder, es puesto en la quinta plaza y proyecta conseguir un millón de dólares con los Indios. Nacido en Nueva York, a los 13 años se estableció en San Pedro de Macorís con sus padres donde ha entrenado con Alfredo Díaz.

En la sexta casilla ancla el jardinero Julio Rodríguez, uno que competía por el primer lugar con Franco hace un año, pero que en los partidos habría perdido valor por su debilidad a los lanzamientos rompientes. Los Marineros quedaron encantados con él, y le darían unos US$2 millones.

El campo corto Luis García es colocado en el escalón 12, detrás de Ronny Rojas, y puede llevarse una de las tajadas más grandes de los US$4.7 millones que dispondrán los Filis para firmar. García, también preparado por Guzmán, recibiría unos US$2.5 millones.

Jelfry Marte, un veloz campo corto, puede llevarse uno de los lingotes mayores. BA, que realiza su ranking basado en el talento que proyecta, lo coloca en el puesto 13 y dice que por él los Mellizos pagarían US$3 millones.

Adrian Hernández (16) es otro talento preparado por Pedro “Nube” Nivar que está a horas de forrarse en dinero. Los Mets pagarían un millón por este jardinero repleto de habilidades.

Larry Ernesto es colocado en la plaza 26, pero para el club que lo firmaría está mucho más alto dado que por él pagarían US$1,5 millones. Es un jardinero con poder preparado por Cristian “Niche” Batista, el mismo que trabajó a Ángel Villalona, Domingo Leyba y Gregory Polanco.

Los otros criollos que completan el top 50 son Ynmanol Maríñez (18), Miguel Hiraldo (23), Anthony García (28), Fadriel Cruz (33), Mauro Bonifacio (34), Alberto Rodríguez (38), Stanly Consuegra (40) y Juan Pié (45). Bonifacio, un jardinero de 6’5 que puede correr las 60 yardas en 6.7 segundos, será el jugador más joven en fichar, y lo haría por una cifra apreciable dada su cotización con los Mellizos. Nació el 31 de agosto de 2001. De haber llegado al mundo el día siguiente hubiese tenido que esperar hasta 2018 para firmar.

En el ranking preparado por MLB se da cuenta que entre los 30 mejores prospectos del continente (sin incluir a los cubanos mayores de 16 años) coloca a 12 quisqueyanos, 14 bolivarianos, dos mexicanos, un brasileño y un bahamense.

Desde 2012, la MLB ha tratado de controlar los dígitos en los talonarios de los equipos, dicen los clubes que para impedir que los mercados grandes sean los únicos que puedan fichar buen talento, mientras que los jugadores alegan que es para reducir costos.

Una cifra récord de US$203 millones se invirtió en firmas de peloteros internacionales en 2016-2017, casi US$50 millones más que el previo número tope.

NPerez@diariolibre.com