Hombre ansía ver hija sacada del país por su madre

SANTO DOMINGO. Un hombre denunció que lleva cinco años sin ver a su hija que fue sacada del país por su madre, a la que acusa de falsificar el acta de nacimiento de la menor para poder hacerle el viaje a Estados Unidos.

Jaime Osiris Ramírez de la Rosa afirma que se siente impotente porque ha agotado todos los canales, incluso la justicia para lograr ver la niña, que actualmente tiene 13 años.

Explica que al llevar el caso a la justicia fue víctima de una golpiza y de un intento de asesinato y que su caso fue archivado por los fiscales que realizaron la investigación, la que, entiende, no fue hecha de manera creíble por el Ministerio Público.

Durante una visita a Diario Libre, sostuvo que todo empezó cuando se separó de su expareja Yuliana Jiménez, quien le impidió ver la niña, por lo que la demandó ante la justicia, la cual falló en octubre del 2009 que podía verla en ciertas condiciones.

En esa ocasión Jiménez argumentó que fue víctima de violencia doméstica de parte de Ramírez de la Rosa, acusación que éste rechaza, pero la Procuraduría confirmó la acusación de la progenitora de la menor.

El denunciante sostiene que el 7 de agosto de 2012 la niña fue sacada del país sin su consentimiento con un acta de nacimiento falsa por lo cual no ha podido verla desde entonces.

Asegura que Yuliana Jiménez, con el apoyo de Marcano Matos Rudecindo, con quien tuvo una relación sentimental, y su hermano, José Antonio Jiménez, presidente de la Asociación de Choferes de Buenos Aires, de Herrera, Santo Domingo Oeste, lograron sacar la niña del país de manera irregular.

Ramírez de la Rosa dice que a pesar de su gestión para poder ver a la menor que, afirma, la han traído al país, no ha podido verla.

Dice que logró en diciembre del 2016 el apresamiento de Matos Rudecindos, cuyos familiares lo golpearon en el destacamento de Buenos Aires de Herrera sin que los policías pudieran evitarlo y que el detenido fue liberado media hora después.

Afirma que los acusados, incluso, lo han amenazado de muerte.