Ultimas Noticias

Franco recibe US$3,8 millones para comenzar su sueño en las Mayores

SANTO DOMINGO. Los equipos de las Grandes Ligas dieron otra muestra más ayer de que si hay un rubro en el que la República Dominicana es inagotable es en la producción de talento beisbolero.

La apertura del año fiscal de firmas internacionales 2017-2018 comenzó con la firma de contratos por más de US$28 millones para adolescentes criollos nacidos entre el primero de septiembre de 2000 y 31 de agosto de 2001. El torpedero banilejo Wander Samuel Franco cumplió con los pronósticos y se llevó la mayor tajada en un año en el los equipos tendrán disponibles antes de penalidades US$152 millones para el reclutamiento internacional.

Franco pactó por US$3,825,000 con los Tampa Bay Rays, la novena cifra más alta que entrega un equipo del Big Show por un talento quisqueyano que firma por primera vez.

Para ilustrar mejor lo que vale este joven y lo gigante de la apuesta que ha hecho el club de St. Petersburg, el monto que ha comprometido a entregarse una vez supere la prueba física representa el 73,4% del presupuesto de US$5,2 millones que tiene el equipo floridense para reclutar fuera de los Estados Unidos, lo que deja su cofre casi vacío para competir por el resto de talento. En 2014 los Rays hicieron una jugada similar al entregar US$2,9 millones por el también paracorto Adrian Rondón, superaron el límite y tuvieron que ausentarse hasta ayer de poder firmar por más de US$300 mil, además de pagar una penalidad. Rondón debutó este año en Clase A.

Ya en el año 2000 un tío de Franco, Willy Aybar, cuando cumplió 16 años pactó por US1,4 millones con los Dodgers y jugó cinco temporadas en la Gran Carpa; en 2002 otro tío suyo, Erick Aybar, recibió US$100 mil y es bigleaguer desde 2006. Wander Samuel tiene dos hermanos que juegan en ligas menores; a Wander Javier los Reales dieron US$120 mil en 2012 y a Wander Alexander los Astros US$570 mil en 2013.

En la apertura de la zafra hubo ocho firmas que alcanzaron los siete dígitos y los primeros 49 jugadores cuyos pactos se conocieron alcanzaron un total de US$29,175,000.

Tras Franco, el también torpedero Luis García se arrancó otro pedazo considerable al conseguir US$2,5 millones con los Filis. El paracorto Ronny Mauricio recibió US$2,1 millones de los Mets y el jardinero Larry Ernesto logró US$1,8 millones de Cerveceros. El guardabosque Julio Rodríguez consiguió US$1,750 millones de los Marineros, los paracortos Adrian Hernández (Mets) e Ynmanol Maríñez (Marlins) rubricaron por US$1,5 mm, cada uno, y el outfielder nacido en Nueva York George Valera logró US$1,2 millones de los Indios. Además de los dos bonos millonarios en papeletas verdes, los Mets también entregaron US$500 mil a Stanly Consuegra, US$325 mil a Federico Polanco y US$100 mil a Patricio Díaz. En cinco firmas a criollos el equipo de Queens comprometió US$4,525,000, el 96% de su presupuesto internacional asignado por la MLB, unos US$4,700,000.

Los Atléticos, Bravos, Astros, Cardenales, Cachorros, Dodgers, Gigantes, Nacionales, Padres, Rojos y Reales no pueden firmar a prospectos internacionales por más de US$300,000 como penalidades por excederse del límite que tenían, pero pueden invertir toda la asignación.

NPerez@diariolibre.com