Exmarino que atropelló personas en Times Square sufre de instintos suicidas

NUEVA YORK. El exmarino de origen dominicano, Richard Rojas, que el jueves de la semana pasada atropelló a 22 transeúntes en Times Square, incidente en el que falleció una turista de 18 años, sufre de instintos suicidas desde antes de ser expulsado de la Marina de Guerra de Estados Unidos, según sus récords judiciales en Florida y Nueva York

Después de protagonizar un violento incidente en Florida, cuando era activo en la armada, Rojas, al ser detenido, les dijo a los policías que quería matarse.

Se dijo que su madre Felicia (Felicita) es nativa de Mao en la provincia Valverde en el Noreste de la República Dominicana y que hace comida y café para los empleados de un salón de belleza cercano a la casa de la familia en El Bronx.

La oficina del sheriff en Jacksonville reportó en el expediente que Rojas fue arrestado por golpear a un taxista en medio de una discusión cuyos motivos no han sido revelados y fue acusado de resistencia a la autoridad sin violencia, ambos delitos menores. Lo tienen recluido en una celda de aislamiento con vigilancia para presos potencialmente suicidas.

El reporte del sheriff en Florida explica que Rojas le gritó a un oficial que “mi vida ha terminado”, y amenazó con matar al policía después de su salida de la cárcel.

También le dijo al oficial que había golpeado a un taxista a quien debía dinero y había estado bebiendo en el momento de la detención.

En otros incidentes similares, Rojas, también había invocado el suicidio varias veces incluso, en presencia de policías.

La escena que mejor grafica sus antecedentes de instintos suicidas, es la de Times Square, cuando les dijo a los policías que lo detuvieron que él creía que le iban a disparar, mostrando lo que parecía un gesto de decepción.

Le dijo al tabloide NY Post en una entrevista en Queens, donde está preso, que antes de los atropellamientos en Times Square, había buscado ayuda sicológica, porque se estaba dando cuenta de que estaba perdiendo la mente.

Documentos de la corte indican los cargos hayan sido retirados.