El niño que ha ido más veces al hospital Robert Reid que a un parque

SANTO DOMINGO. María Isabel Rodríguez es madre de cuatro hijos y su dolor de cabeza es constante porque casi todos los meses tiene que internar a su pequeño para que sea sometido a una transfusión de sangre.

A los cuatro meses de haber dado a luz al tercero de sus descendientes, empezó a recurrir al buen corazón de las personas que tienen el poder de dar vida a través de una donación.

Francoli Richardson fue diagnosticado con falsemia, una alteración hereditaria en la sangre, en la que el glóbulo rojo se destruye de manera prematura, lo que entorpece la circulación sanguínea y causa microinfartos, hemólisis y anemia severa.