Eagles no piensan en lesión de Brady y Gronkowski optimista de jugar

MINNEAPOLIS. Las lesiones del mariscal de campo Tom Brady y del ala cerrada Rob Gronkowski son las dos grandes preocupaciones que tienen los Patriots de Nueva Inglaterra de cara al partido de la 52 edición del Super Bowl que el domingo se va a disputar en el U.S. Bank Stadium de Minneapolis.

Pero ambos jugadores, aunque reconocen que no están todavía recuperados, esperan que puedan llegar en buenas condiciones al partido en el que buscarán el sexto trofe Vince Lombardi de su historia.

Brady, de 40 años, aseguró que la herida que se produjo en la mano derecha hace dos semanas, ya va mejorando y aunque todavía no está al ciento por ciento curada si puede trabajar sin problemas con el resto de los compañeros, aunque con un guante especial de protección.

“Pienso que no estoy donde me gustaría, pero vamos por el buen camino y seguro que el domingo no habrá problemas”, comentó Brady. “Todo el equipo médico y asistentes han hecho una gran labor en el trabajo de recuperación”.

Mientras los Eagles, que serán los rivales de los Patriots, reiteraron que para nada les preocupa la mano derecha de Brady ni les quita el sueño.