BOSTON.- Si alguien simbolizó el dominio absoluto de los Azulejos contra los Medias Rojas la temporada pasada, fue Kevin Gausman. El desagradable derecho tuvo foja de 3-0 contra Boston en seis aperturas en las que permitió 10 carreras limpias, dio dos bases por bolas y ponchó a 47.

Pero los Medias Rojas de 2023 siguen pareciendo un equipo que tiene muy poco en común con los Medias Rojas de 2022.

Mientras extendían su racha ganadora máxima de la temporada a seis juegos, los Medias Rojas (19-14) se adelantaron a los Azulejos por el tercer lugar en una división cargada en la que los cinco equipos están por encima de .500.

Los Sox golpearon a Gausman el jueves por la noche en camino a una victoria de 11-5 que completó una barrida de cuatro juegos sobre los Blue Jays y una estadía en casa de 6-1.

Gausman permitió casi tantas carreras limpias (ocho) en esta apertura como lo hizo en las seis contra los Medias Rojas la temporada pasada.

“Hicimos muchos turnos al bate, no muchos swings y fallamos, y jugamos strikes”, dijo el manager de los Medias Rojas, Alex Cora. “Lo presionamos en las bases. Hicimos eso antes en 2018 y 2019 contra él y hoy creo que teníamos el personal para hacerlo en comparación con el año pasado.

Nos llevamos bien y buscábamos presionarlo”.
Gausman fue la víctima más reciente, siendo golpeado por 10 hits durante 3 1/3 entradas.

La ofensiva ha sido la fuerza primordial de un equipo que ocupa el segundo lugar en las Mayores en carreras con 195. Últimamente, Boston está obteniendo poder de fuego de arriba a abajo.

El bateador que tuvo problemas durante la mayor parte de esta estadía en casa fue el toletero estrella Rafael Devers, pero se recuperó a lo grande el jueves, conectando tres hits, incluido un jonrón de dos carreras como parte de una noche de cuatro carreras impulsadas.

El jonrón fue el No. 150 para el jugador de 26 años. Ted Williams y Jim Rice son los únicos otros jugadores que comenzaron sus carreras con Boston y llegaron a 150 con el club más rápido que Devers, quien llegó allí en 721 juegos.
“Estoy muy orgulloso de ese nuevo hito que he logrado”, dijo Devers.

Por: an Browne
MLB.COM

By admin