Creen que Matos no ha cerrado puertas para continuar, aunque le falta el apoyo

SANTO DOMINGO. Cuando Leonardo Matos Berrido asumió la presidencia de Lidom, Manny Machado no había nacido, Alex Rodríguez cursaba el penúltimo año del bachillerato y el clásico Toyota Corolla ‘92 se ensamblaba en las fábricas japonesas y norteamericanas. Era 1991, el año que se anunció públicamente el World Wide Web que luego lo cambiaría casi todo.

Matos abrió esta semana las puertas para dejar la Lidom tras 26 años, pero hay tres clubes que no objetan su continuidad, por lo que entre los equipos capitaleños que promueven su salida no se atreven a hablar del out 27 en ese juego.

De hecho, fuentes consultadas por DL revelaron que en privado el dirigente reformista mantiene abierta la disponibilidad de buscar otro periodo si los adversarios cambiaran de opinión y lo aclamaran en conjunto, como ha ocurrido en las 12 reelecciones.

El zar del béisbol dominicano convocó para ayer a los presidentes de los clubes a un encuentro sin precisar la agenda. Sin embargo fue pospuesto para mañana, de momento, en las oficinas de la Lidom en el parque Quisqueya.

“Estoy seguro de que no va a quedarse tranquilo, ya me mandó un mensaje con una gente que, ‘bueno, que si lo eligen unánime él se queda’. Hermano, pero duerma del otro lao, ya usted hizo su trabajo. El conversatorio del jueves es peligroso, porque ahí puede tantear y estar viendo. Acordamos que cualquier convocatoria que haga de la junta ejecutiva no van a ir los presidentes, mandaremos gente que no puede tomar decisión, no vaya a ser cosa que venga con un truco”, dijo a DL una fuente de alto rango bajo la condición de no revelar su nombre.

Una figura que los rivales consideran que podría presentar Matos para trancar más el juego es presentar a Winston “Chilote” Llenas como candidato.

Para que la asamblea del 11 de julio tenga carácter de legalidad necesita al menos cuatro equipos. En caso de no haber el quórum suficiente Matos cede la presidencia y la asume el directivo de mayor edad, que es Llenas, un candidato que el Licey rechaza por considerarlo no imparcial. La Lidom podría entrar en una crisis de liderazgo en la que Matos podría aparecer como la figura del equilibrio.

“Yo estoy seguro que tiene a Chilote Llenas en la retaguardia. No es que lo puede tener, ese es el candidato de él, es probable que lo saquen el día 7 (de julio, de la presidencia aguilucha) y estaría disponible, creo que es la carta que le va quedando debajo de la manga, a Chilote a (José) Mallén, uno de ellos dos. Pero no se puede ser juez y parte. Hay que estar QAP, hay que estar con los ojos abierto, estas dos semanas serán bastante intensas. Tiene habilidad, no hay duda”, afirmó la fuente a Diario Libre.