Camioneros vuelven a reclamar al gobierno y amenazan con ampliar su lucha

ANDRÉS, BOCA CHICA. Dirigentes del sindicato de camioneros del Mega Puerto y la Federación Regional Portuaria y Afines del Municipio de Boca Chica, así como entidades choferiles del transporte de pasajeros de esta localidad, amenazaron con reclamar en las calles, para que el Ministerio de Hacienda les haga entrega del dinero que les adeuda.

Rafael Caminero, vocero de las entidades choferiles, dijo que el pasado año el Gobierno anunció que usaría más de mil millones de pesos acumulados en la Tesorería Nacional para poner en marcha el Plan de Modernización y actualización del Sistema de Transporte, bajo una declaración de Gustavo Montalvo, ministro de la Presidencia.

Caminero advirtió que lucharán en las calles para exigir al Gobierno el desembolso de casi siete mil millones de pesos

Explicó que en esa ocasión, Montalvo detalló que esos fondos han sido recaudados con el impuesto especial de dos pesos por cada galón de gasolina y gasoil consumido, establecido en la reforma fiscal de 2012.

En esa misma reforma se hizo un convenio con los transportistas para devolverles en nuevas flotillas el dinero generado por el descuento de la venta del carburante.

Dijo que por ese concepto el Gobierno descontó dos pesos por cada galón de combustible vendido y que ese dinero según acuerdo suscrito es para la renovación de flotillas vehiculares pertenecientes a las entidades de transporte de pasajeros y carga del país.

Explicó que el Estado despojó del subsidio a los sindicatos del transporte, pero no ha informado del paradero del dinero que fue ahorrado con esa medida económica y que es propiedad de los sindicatos y asociaciones de choferes de transporte de carga y pasajeros de todo el país.

“Nosotros solo estamos reclamando lo que nos corresponde, tenemos ese dinero que nos lo ganamos con la venta del combustible a nuestros choferes y estamos a la espera de que nos lo devuelvan para nosotros proceder al cambio de los vehículos que tenemos que ya no aguantan más deterioro”, manifestó Caminero.

El dirigente aseguró que el gobierno pretende favorecer al sector privado con los fondos que fueron generados por los transportistas del sector público, advirtiendo que miles de choferes no se quedarán de brazos cruzados.

Adelantó que con la nueva ley de tránsito se pretende retirar los vehículos deteriorados de las calles, pero ante que esa disposición se materialice exigen el desembolso para la adquisición de nueva flotilla vehicular.

“Que nos den nuestro dinero, que con lo que nos toca compramos nuevos camiones y así podemos competir libremente en el transporte de carga de manera segura y asegurando el bienestar de los integrantes de nuestro sindicato”, finalizó Caminero.