Aseguran que el Instituto de Seguridad Social de la PN dejó una disponibilidad financiera de RD$200 millones

SANTO DOMINGO. Un conflicto ha surgido en torno a la situación financiera del antiguo Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (ISSPOl), hoy convertido en Cooperativa de Ahorros y Créditos y Servicios Múltiples de la Policía Nacional (COOPOL), originado por la negativa del cumplimiento del pago de las prestaciones laborales a los exempleados porque supuestamente no hay fondos disponibles.

La situación llevó a que la semana pasada empleados que prestaron servicios en ISSPOL montaran un piquete en la sede de la entidad en reclamo del pago de sus prestaciones.

Sobre la supuesta falta de fondos, fuentes vinculadas a la última gestión de ISSPOL revelaron que al momento de ser transferida la entidad a la COOPOL tenía una disponibilidad de RS$200 millones para dar respuesta a los compromisos corrientes, incluido el pago de las prestaciones a los empleados civiles.

Aseguran que hay dinero suficiente para cumplir con esa obligación legal porque su monto asciende apenas a unos RD$5 millones.

Sobre las versiones hechas públicas de la supuesta carencia de fondos de ISSPOL, las fuentes la atribuyen a algunos directivos de la COOPOL que tendrían el propósito de afectar la imagen de la actual gestión de la Dirección General de la Policía Nacional y la de los anteriores directivos del Instituto de Seguridad Social de la Policía, hoy convertido en cooperativa.

Acerca de la salud de las finanzas del ISSPOL, recuerdan que en febrero pasado fueron publicados sus estados financieros en los que se informa que la cartera de préstamos había crecido en un 60% en los últimos tres años y que los tiempos de entrega fueron reducidos a menos de 20 días cuando antes duraban hasta nueve meses.

Además de que en ese lapso se pagaron a miembros puestos en retiro más de RD$800 millones, cifra que estiman es récord ya que en los 16 años anteriores ISSPOL pagó en total RD$1,600 millones.

Al insistir en la existencia de una campaña de descrédito, las fuentes de ISSPOL afirmaron que en la más reciente entrega de pensiones a miembros de la Policía en enero pasado, el 60% de 1,100 pensionados obtuvo la devolución de sus ahorros y que el restante 40% quedó pendiente debido a que el 3 de marzo, cuando se publicó el decreto de la disolución de entidad, no habían completado sus expedientes.