Arzobispo Bretón Martínez cumple dos años labor pastoral en Santiago

SANTIAGO. Al arribar a su segundo año como arzobispo metropolitano de la diócesis de Santiago, monseñor Freddy Antonio de Jesús Bretón Martínez declaró aquí que “en el Sur aprendió a ser obispo, y que extraña mucho esa región de la República Dominicana”.

Al agradecer al Papa Francisco por su designación como arzobispo local, también expresó su inmenso agradecimiento a la feligresía santiagués, región norte y el Cibao, que a su juicio le han brindado todo tipo de cariño y afectos.

“No tengo palabras ni como agradecer primero a Dios el que me haya enviado a esta ciudad, y luego al Papa Francisco y a los millares de feligreses con quienes he mantenido una comunicación siempre directa o

por vía de intermediarios”, expresó monseñor Bretón Martínez mientras era entrevistado por Apolinar Ramos en el programa ‘Comunicación y Vida, que se difunde por varios canales de televisión a nivel local y nacional.

Precisó que tan pronto tomó posesión del arzobispado, el 18 de abril del 2015, dispuso recibir a las personas en horarios de mañana y tarde en sus oficinas de esta ciudad.

“Con miles de feligreses y comisiones de organizaciones barriales y populares he sostenido conversaciones sobre diversos problemas sociales y también de nuestra religión, puntualizó Bretón Martínez.

Indicó que tras 17 años trabajando en comunidades del Sur, llegó a aplatanarse allí, pero que cuando fue designado como arzobispo, como todo hijo obediente de su Padre, arregló sus maletas y viajó a esta ciudad, para recibir su nueva misión.

Bretón Martínez sustituyó como arzobispo a monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, quien permaneció en el cargo varios años tras la muerte de monseñor Juan Antonio Flores Santana.