Albert Pujols trata de no distraerse en la medida que se acerca a los 600 jonrones

SEATTLE. Albert Pujols, a las puertas de los 600 cuadrangulares, quiso quitarse presión al seguimiento que tiene turno tras turno en la medida que se acerca a convertirse en el noveno jugador en lograr la proeza.

Así lo dejó entrever Pujols en un reporte de María Guardado, de MLB.com, que DL reproduce a continuación:

El dominicano Albert Pujols está completamente al tanto del lugar que ocupa entre los mejores bateadores de la historia.

Con 594 jonrones de por vida, el toletero de los Angelinos necesita sólo seis más para convertirse en el noveno jugador de las Grandes Ligas en unirse al club de los 600 cuadrangulares, una exclusiva fraternidad encabezada por Barry Bonds (762), Hank Aaron (755) y Babe Ruth (714).

Pero aun con Pujols acercándose cada vez más a esa cifra, afirma el veterano que las metas individuales son lo último que pasa por su mente.

“Yo no pienso en eso”, dijo Pujols. “Pienso en ayudar a mi equipo a ganar todos los días. Ese es mi trabajo. En los números te puedes enfocar cuando termine la temporada o cuando termine tu carrera. Pero por ahora, que estoy activo, no pienso en eso.

“Para mí es una bendición”, continuó. “No sólo tener una carrera como la que he tenido, sino también ver mi nombre en la misma categoría que Hank Aaron y todos esos grandes bateadores de la historia de Grandes Ligas. Aunque al mismo tiempo, siempre he dicho que mientras esté en salud podré ayudar a mi equipo a ganar. Voy a tener suficiente tiempo cuando me retire para pensar en lo que hice. Mientras tanto, voy a enfocarme en ayudarnos a ganar la Serie Mundial”.

Pujols forjó su leyenda en San Luis, donde pasó de ser una selección de la 13ra ronda, salido del Maple Woods Community College, al jugador que ganó tres premios al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, fue convocado a nueve Juegos de Estrellas y consiguió dos anillos de Serie Mundial. Durante ese periplo de 11 temporadas con los Cardenales, Pujols bateó .328 con 1.078 de OPS (porcentaje de embasarse más slugging) y promedió 40 jonrones y 121 empujadas por campaña.