Luis Severino satisfecho con estar en el Juego Estrella a pesar de no abrir

WASHINGTON. En su primer Juego de Estrellas, en el 2017, Luis Severino se quedó con las ganas de subir a la lomita. Este año, el as dominicano de los Yankees llegó a Washington D.C. listo para recibir la bola, aunque se tiene que conformar con lanzar como relevista.

El homólogo de Severino en los Medias Rojas, Chris Sale, líder de la Liga Americana en efectividad y de Grandes Ligas en ponches, recibió el honor de abrir por el Joven Circuito por tercer año consecutivo.

Severino, quien encabeza la Gran Carpa con 14 victorias, asegura que no está molesto por no haber sido seleccionado para abrir, ya que se considera fanático de Sale e incluso en ocasiones sintoniza los juegos de Boston por televisión para verlo lanzar.

“No me sentí decepcionado”, afirmó Severino, de 24 años de edad, a lasmayores.com. “Chris Sale se lo merece. Es un gran lanzador. Lo considero uno de los grandes lanzadores en Grandes ligas ahora mismo”.

Severino no se ha quedado atrás. Luego de haber sido enviado al bullpen en el 2016, el quisqueyano se reintegró a la rotación de los Bombarderos el año pasado y mostró dotes de as al registrar foja de 14-6 y efectividad de 2.98 en 193.1 innings de labor en la campaña regular. Este año, el oriundo de Sabana del Mar lleva promedio de carreras limpias de 2.31 y 144 ponches en 128.1 episodios.

“Me he mantenido consistente este año”, dijo Severino. “El físico, mi cuerpo se siente bien. Lo más importante es que estoy cuadrando mis pitcheos”.

Severino es el primer lanzador de los Yankees convocado a Juegos de Estrellas consecutivos desde que el zurdo CC Sabathia fue seleccionado tres veces del 2010 al 2012.

“Cada año que tú lo haces, es una ciudad distinta, una nueva experiencia, nuevos fanáticos”, dijo Severino. “Es algo divertido. Por eso los peloteros se esfuerzan tanto para venir a algo como esto”.

Severino, quien terminó en el tercer lugar en las votaciones para el Premio Cy Young de la Americana en el 2017, nuevamente se perfila como candidato para el galardón. De seguro tendrá competencia de parte de Sale. Pero es en otro sentido que Severino quiere prevalecer.

Los Yankees se encuentran en una ardua batalla con los Medias Rojas por el Este de la Liga Americana. Boston llegó a la pausa del Juego de Estrellas con ventaja de 4.5 juegos sobre Nueva York en la división, pero los eternos rivales se enfrentarán 10 veces en la segunda mitad de la campaña.

“Bien orgulloso del trabajo que está haciendo el equipo de nosotros”, dijo Severino. “Tuvimos una tremenda primera mitad y espero lo mismo en la segunda”.