El expresidente José Mujica recibe en su finca al nuevo canciller de Uruguay  

Montevideo (EFE).- El expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) recibió este martes en su finca ubicada en las afueras de Montevideo al nuevo canciller del país suramericano, Francisco Bustillo, para hablar de política exterior y los próximos desafíos en el plano internacional.

“No estuve hablando con el canciller, estuve hablando con un amigo a lo largo de todos estos años. Cada vez que iba al exterior, Argentina o España, tenía los brazos de apoyo, un brazo uruguayo que nos ayudó siempre en todo”, dijo Mujica a la prensa tras la reunión.

Sobre el nuevo ministro dijo que “es estratégico” para Uruguay en la relación bilateral con Argentina, ya que Bustillo es un amigo cercano del presidente de ese país, Alberto Fernández.

Este fue el tercer encuentro de Bustillo con exmandatarios uruguayos para terminar de alinear la estrategia que llevará adelante durante su gestión y escuchar opiniones calificadas de personas que estuvieron al frente del país, como manifestó este lunes.

El canciller permaneció durante unas dos horas con Mujica, quien salió a recibirlo y lo acompañó a la salida.   Bustillo señaló a la prensa que “son muchos los años y las conversaciones” que ha tenido con Mujica, a quien considera “un muy buen amigo».

“No es que me llevo un consejo en particular sino la visión de él. Creo que la política exterior la tenemos que construir entre todos”, acotó.

Tras afrontar una semana de cuarentena en casa al llegar de España, donde era embajador uruguayo desde 2012, Bustillo acudió a la sede de la Cancillería este lunes para empezar su gestión tras la renuncia, el pasado 1 de julio, de Ernesto Talvi.

Ese mismo día se reunió con los exmandatarios Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000) y Luis Alberto Lacalle Herrera (1990-1995), padre del actual mandatario, Luis Lacalle Pou, y amigo personal de Bustillo.

El canciller enfatizó este martes que lo que busca durante su gestión es “conformar una política de Estado” en asuntos exteriores y que está en su “naturaleza” intentarlo.   “En este caso es visita de cortesía, intercambiar ideas y opiniones y recibir los consejos y guía de todos los expresidentes”, dijo a la prensa.

Tras reunirse con Sanguinetti visitó a Lacalle Herrera, quien celebraba su 79 cumpleaños.   El padre del presidente fue una de las personas que le esperó en el Aeropuerto Internacional de Carrasco el 5 de julio, cuando llegó procedente de Madrid en el primer vuelo de línea regular de Iberia luego del cierre de fronteras por la COVID-19.

En los próximos días se espera que mantenga una reunión con el expresidente Tabaré Vázquez (2005-2010 y 2015-2020). Bustillo ya comentó este lunes que hablaron por teléfono y describió que tiene “una muy linda amistad” de hace muchos años con él.

“Me transmitió su alegría, no solo de tenerme como canciller sino en particular de reencontrarnos como amigos, así que vamos a tener largas charlas en muchas ocasiones y vamos a disfrutar de esa linda amistad que tenemos”, sostuvo.